Injusticia en Catalunya

INJUSTICIA EN CATALUNYA
PREVARICACIÓN

Injusticia en Catalunya

Según la ley, prevaricación es cuando un juez dictare sentencia o resolución injusta, a sabiendas o por negligencia. Las sanciones son muy fuertes por prevaricación, y el periodo de prescripción es diez o viente años. Eso implica que puede denunciarse ese delito durante mucho tiempo, y no puede ser más corto dicho plazo, por cuanto el daño que puede hacer un Juez o Tribunal que dicte una Resolución injusta a sabiendas o con negligencia inexcusable a un justiciable es enorme, dado el poder que acumula en el ejercicio de su cargo.

Eso implica que si el gobierno actual no tiene la valentía actuar contra algunos jueces que prevarican, el gobierno siguiente puede hacerlo, o el siguiente, o el siguiente. Un juez puede acabar en su jubilición de forma desgraciada, como Juan Poch, o en el carcel, como Luis Pascual Estevill. O el Juez Ilmo. Sr. D. Antonio Vicente Fernández, adscrito a un Juzgado de Instrucción de Málaga, El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, resumió en su sentencia de una forma muy entendible, el concepto de prevaricación “los autos fueron dictados en atención a consideraciones absolutamente ajenas a las exigencias de la Administración de Justicia, y en orden a logro de resultados espúreos a falta de otra explicación verosímil”.

Con todo estos disuasivos contra prevaricación, es sorprendiente que ocurrará a un juez hacerlo. Pero con la falta de disciplina judicial que hay, el actitud ubicuo es que no pasará nada si se hace.

No se quiere decir que todos los malos hechos por los jueces son prevaricación. Pasan errores legitimos, y la ley tiene provisiones para corregirlos. Normalmente cuando hay un error, se arregla en una manera transparente y correcta.

¿Qué es una resolución prevaricadora? Es una resolución con tan flagrante ilegalidad que queda de manifiesto la irracionalidad de la resolución, y se demuestra su arbitrariedad.

Según la ley, TODOS las resoluciones judiciales tienen que ser motivadas Ello quiere decir que un juez tiene que explicar de forma entendible e inteligible para el destinatario de aquéllas, como llegó a sus decisiones, como evaluó las pruebas, cuales artículos de la ley aplicaron, etc, en la resolución.

Cuando no se motiva una resolución, la resolución demuestra su arbitrariedad. Cuando también la resolución es flagrante ilegal, cumple las condiciones en la ley y en la jurisprudencia por prevaricación.

Se puede ver muchos ejemplos de resoluciones arbitrarias y flagrantes ilegales en esta web.


home | newsletter@injusticiacatalunya.info | info@injusticiacatalunya.info | folleto