Injusticia en Catalunya

INJUSTICIA EN CATALUNYA
ASUNTO DE LA DENUNCIA DE TRABAJO

Injusticia en Catalunya

Este asunto empezó en 1.999, cuando Remei TC trabajó en el Juzgado de Instrucción 17 de Barcelona como Secretaria Judicial. Durante más de 7 años, la jueza del juzgado (Ilma Dª Nicolasa García Roncero) y ella tenían una buena relación personal y profesional, pero en un momento determinado cambió la situación, sin que pudiera intuirse a qué motivos podía deberse tal cambio, circunstancia que conoció Remei TC mucho tiempo después pero se debe silenciar por cuanto sería una intromisión a la intimidad de la Magistrada Jueza.

La jueza empezó tratando muy mal a Remei TC, tanto delante de los funcionarios como de los profesionales, y ordenándola que pidiera traslado, amenazándola con expedientes disciplinarios y causas penales si no se iba del Juzgado Remei TC no entendía esta actitud tan grave, y para protegerse a sí misma, hacía diligencias para protegerse a sí misma reseñando en diligencias aquellas irregularidades que ocurrían en asuntos judiciales. Así las cosas, un viernes, 18 de Febrero del 2.000 había prevista una diligencia derivada de un delito informático que había ordenado la Audiencia, a la que debía acudir la Magistrada, y que no acudió no obstante pedírselo dos veces. A las 2 en punto se marchó del juzgado, era un viernes y llovía mucho, y además el domingo teníamos guardia. La prueba acabó alrededor de las 3 y media de la tarde, y por lo tarde que era, Remei TC no imprimió la diligencia en la que hacía constar que la Magistrada no había estado presente. Y la imprimió unos días más tarde. Pero ese tipo de diligencias ( que se llaman de constancia) reflejan los hechos pero no son notificadas a las partes, no perjudican al procedimiento.

Pero el calvario de estos meses es indescriptible. Remei TC solicitó los servicios jurídicos del letrado Emilio Zegrí, quién estuvo presente en la declaración de la Ilma. Magistrada Sra. Dª Nicolasa García Ronco como testigo. Dicha Magistrada reconoció expresamente que no estuvo en la prueba informática, tal como recogía la diligencia y además consta en la causa que repitió la prueba para que todos los peritos y partes que participaron en ella, firmaran en su presencia. Luego dónde estaba el delito? Según la denuncia, en el hecho de no haber imprimido el mismo día la citada diligencia, pero esto no es un delito, ni tan siquiera una falta leve. La mecánica de los Juzgados, con un ingente volumen de trabajo, no permite imprimir en un mismo día todas las actuaciones judiciales que constan minutadas.. Si por esta causa el Ministerio Fiscal presentara denuncia contra todos los funcionarios que no imprimen las resoluciones el mismo día que se minutan, estarían colapsados todos los Juzgados de España, y probablemente las cárceles, puesto que no hay que olvidar que el delito que le imputaron a Remei TC conlleva una pena de 6 años de cárcel. No era ninguna tontería, era algo muy grave.

Siguiendo con la declaración como testigo de la Ilma. Magistrada, ésta dijo que la diligencia la vio impresa el día 4.04.00, cuando se la enseñó un funcionario, sin firma y luego la vió firmada. Y el móvil era, que Remei TC la imprimió ese día porque la jueza había expedientado a Remei TC.. porque ésta como Jefa de personal, había autorizado a una funcionaria a que fuera a rehabilitación en horas de trabajo por cuanto el Centro al que iba no tenía otro horario. El letrado de Remei TC no le hizo ninguna pregunta a la Ilma. Magistrada , puesto que la más fundamental era ¿Cómo sabe que esa diligencia sin firmar era el original que se firmó después y no una copia?. El letrado Emilio J.Zegrí le dijo a Remei TC que no debía declarar, que no debía pedir pruebas, porque los Jueces se enfadaban y estaban en mi contra, y que luego en el juicio ya se vería.

Remei TC no siguió los CONSEJOS de su letrado, puesto que se veía separada del servicio y cumpliendo condena de cárcel, y decidió seguir el camino más duro, pero el único, defenderse a sí misma, ante tamañas injusticias. Puesto que no es ninguna falta autorizar a una funcionaria que vaya a rehabilitación en horas de trabajo si acredita que no hay otras horas disponibles en el Centro como así ocurrió, y no es ningún delito imprimir una diligencia de constancia unos días después de minutada, si la diligencia es veraz y auténtica, tal era el supuesto. “El delito” era haber reflejado en esa diligencia que la Ilma. Magistrada no había estado presente en la prueba, y ello podía acarrearle consecuencias jurídicas, es decir se trataba de “matar al mensajero”.

Remei TC decidió declarar sobre los hechos, y al ver que una prueba informática acordada por el Juez para acreditar cuándo se imprimió la famosa diligencia, no estaba en la causa después de más de dos meses, solicitó aportar su propio perito para realizarla conjuntamente. Además pidió un Juez sustituto a sala de Gobierno, porque el Juez se iba de vacaciones y dejaba la causa sin sustituto, con el grave perjuicio que comportaba dicha paralización para remei TC ( estaba suspendida de empleo y sueldo) puesto que la Ilma. Magistrada Sra. García Roncero no podía tratar el asunto Así las cosas, una Fiscal honesta, la Ilma. Sra. Dª Mª Victoria Ribas, adscrita al Juzgado de instrucción 1 decide pedir el archivo porque los hechos no son constitutivos de delito. Es decir por la misma causa que el Ministerio fiscal denuncia a Remei TC, el Ministerio Fiscal, cuatro meses después, solciita el archivo . Mucho tiempo después, Remei TC supo que la prueba informática pedida por el Ilmo,. Magistrado, era favorable a Remei TC y el Gabinete de informática de la Generalitat facilitó de inmediato el resultado de la prueba. ¿Por qué no constaba en el procedimiento?

Ni los poderes públicos ni la sociedad pueden consentir situaciones como éstas, que se exponen al lector para evitar que vuelva a suceder algo parecido, por la flagrante injusticia que ello comporta.


home | newsletter@injusticiacatalunya.info | info@injusticiacatalunya.info | folleto